Dell, cada vez más cerca de lograr embalajes 100% sostenibles

Para 2020, la compañía le apunta a tener empaques que no generen residuos ecológicos.

Desde el diseño hasta el final de la vida útil, Dell se ha preocupado por aplicar activamente el concepto de sostenibilidad al ciclo de vida de los productos y servicios de la marca. De allí que se haya convertido en una de las compañías que más invierte en innovación para la creación de empaques sostenibles, con el objetivo de lograr la meta de envases sin residuos ecológicos para el 2020.

Juan Francisco Aguilar VP del sector consumo y director general de Dell EMC México afirmó: “En Dell estamos comprometidos a tomar decisiones más inteligentes sobre los materiales que usamos en nuestros productos, desde el inicio hasta el fin del ciclo. Este compromiso tiene dos caras: utilizar materiales innovadores y sostenibles, y evitar aquellos que puedan tener efectos nocivos en el ecosistema”.

En este sentido, la estrategia de Dell de diseñar productos aptos para el medio ambiente, está orientada a minimizar la cantidad de material necesario; buscar fuentes de materiales sostenibles siempre que sea posible; sustituir, modificar o eliminar materiales sensibles (basados ​​en el principio de precaución), y diseñar maneras de facilitar la recuperación de materiales, una vez culminado su ciclo de vida. Esta misma estrategia se extiende a lo largo de la cadena de suministro de Dell y se aplica globalmente.

Enfoque de materiales innovadores y sostenibles

Cumpliendo con el compromiso, Dell comenzó a utilizar materiales con contenido reciclado en sus productos, pasando desde botellas de agua hasta estuches de CD. Esto le brindó la posibilidad a la compañía de implementar en 2014 el primer proceso certificado de ciclo cerrado de la industria para la fabricación de una computadora, tomando plásticos de los desechos electrónicos que recupera la empresa, para luego fundir, mezclar y moldear en partes de nuevos productos.

Desde entonces, Dell ha enfocado sus esfuerzos en torno a plásticos reciclados tradicionales y de circuito cerrado, con el propósito de alcanzar un objetivo: utilizar 100 millones de libras de dichos materiales sostenibles en el periodo 2013-2020.

Asimismo, la compañía ha recuperado fibra de carbono, procedente de chatarra de diversas industrias. Esta, en vez de llegar a los vertederos, se utiliza para producir materiales livianos, frescos y agradables al tacto.

“Estos enfoques se complementan directamente con el mecanismo de empaquetado de los productos de la marca. Dell ha sido durante mucho tiempo un líder en la búsqueda de materiales innovadores y sostenibles para acercarnos a nuestro objetivo de envases sin residuos para 2020”, aseguró Juan Francisco Aguilar.

Dentro de los materiales utilizados en el proceso de empaquetado se incluyen plásticos reciclados del océano, bambú, hongos e incluso oro.

o   Ocean Plastics es el nombre que recibe la primera cadena de suministro global de plásticos recuperados del océano a escala comercial, creada por Dell. Allí son procesados plásticos recogidos de playas, vías fluviales y áreas costeras, los cuales son utilizados como parte de un nuevo sistema de envasado para la laptop XPS 13 2-en-1 en todo el mundo. Este proyecto ya se encuentra en curso y permite mantener 16.000 libras de plásticos fuera del océano.

o   Bambú, al ser renovable, local y biodegradable, se ha convertido para Dell en una solución para amortiguar productos livianos de la marca. Esto reemplaza el papel y el plástico que generalmente emplean los empaques más tradicionales.

o   En Dell, los cojines hechos de hongos son adaptados como una alternativa para amortiguar envíos más pesados. Cáscaras de algodón, de arroz o paja de trigo se colocan en un molde y se les inyecta hongos engendrados. Cinco a diez días después, la estructura de la raíz del hongo completa su crecimiento, utilizando la energía inherente a los desechos agrícolas. El producto final se seca en horno y, finalmente, se ve y actúa de forma similar a las espumas a base de petróleo, solo que es orgánico y biodegradable.

o   Los productos electrónicos tienen un secreto que quizás desconozcan: hay oro y otros metales preciosos dentro. Dell captura y reutiliza el oro de estos productos obsoletos siempre que sea posible, lo que ayuda a reducir la huella ambiental y social de la marca, a la vez que respalda un cambio más amplio hacia la economía circular. Dell fue el primer fabricante de PC (enero de 2018) que utilizó oro reciclado de desechos electrónicos en sus productos.

Por otra parte, y con el objetivo de seguir trabajando para reducir a gran escala la cantidad de plástico que ingresa al océano, Dell, en asociación con The Lonely Whale Foundation, formó una iniciativa colaborativa y abierta llamada NextWave, que convoca a empresas como General Motors, Trek Bicycle, Interface, Van de Sant, Humanscale, Bureo y Herman Miller para desarrollar la primera cadena de suministro de escala comercial de plásticos provenientes de los océanos. El grupo espera evitar el ingreso a los océanos de más de 3 millones de libras de plásticos en un período de cinco años, lo cual es equivalente a evitar que 66 millones de botellas de agua lleguen al mar.

 

No obstante, las iniciativas de Dell van más allá del procesamiento y uso adecuado de materiales. Por esto creó el programa ERG Planet (Grupo de Recursos para Empleados por sus siglas en inglés), el cual brinda a los miembros del equipo de Dell la oportunidad de actuar en función de la sostenibilidad, ofreciendo voluntariamente su tiempo con organizaciones comunitarias que apoyan limpiezas, esfuerzos de embellecimiento, plantación de árboles y campañas de reciclaje. El programa ya cuenta con 9.000 miembros en todo el mundo, de los cuales 520 son de LATAM.

Acciones sobre los químicos que generan riesgos

Con el fin de anteponer la seguridad del usuario, Dell ha tomado las debidas acciones para eliminar materiales que, de una y otra forma, se considere que representan un riesgo. Por esto la compañía también cuenta con una lista de vigilancia de materiales para una completa o parcial eliminación.

Parte de este compromiso incluye trabajar con aliados para impulsar altos estándares en toda la industria. Dell se ha asociado con defensores de la química ecológica como Clean Production Action y ChemSecy, grupos de soluciones tecnológicas como la Iniciativa Internacional de Fabricación Electrónica (iNEMI), el Grupo de Usuarios de Embalaje de Alta Densidad (HDPUG) y el Programa de Diseño para el Medio Ambiente de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) para presentar soluciones más seguras y efectivas.

Estos compromisos se extienden a toda la cadena de suministro y es parte de las exigencias de Dell con todos los proveedores que firmen una declaración de conformidad, que se basa en el modelo ISO / IEC 17050-1 para garantizar que todos los materiales del producto cumplan con las políticas medioambientales de la compañía.

“Esto abre una oportunidad para la innovación: ayudar a todos nuestros clientes a reducir sus desperdicios a través de un diseño creativo, opciones de materiales innovadores y una mejor logística”, concluyó Juan Francisco Aguilar.

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *