¿Ya contemplas el salario emocional para atraer y retener a los nativos digitales? ¡Deberías!

Por: Martín Borjas, Country Manager de Citrix México

Actualmente, existen 40 millones
de jóvenes pertenecientes a la generación Z en México. Esto significa que, en
total, representan más del 30% de la población general en el país[1].
Estos profesionales nacidos entre 1994 y 2010, en plena expansión de la
digitalización e internet, ya están dentro del mercado laboral del país,
incluso cubriendo posiciones gerenciales. En conjunto con sus predecesores, los
millennials, están revolucionando tanto las políticas salariales como los
espacios de trabajo de las compañías mexicanas.

Los “Zetas” o iGen visualizan su
jornada laboral a través de la alta tecnología y la hiperconectividad para ser
productivos. Consideran que compartir es la norma y no una invasión de la
privacidad. Esperan que las cosas "funcionen" a la primera vez, y si
no lo hacen, buscan inmediatamente nuevas alternativas. Se podría decir que la
clave para satisfacer las expectativas de esta generación será la flexibilidad
y la adaptabilidad, y en particular dentro de su entorno de trabajo. Es poco
probable que deseen estar atados a un trabajo de 9 a 6, cinco días a la semana.

Entonces… ¿qué factores son
claves para atraerlos y retenerlos? Una de las tendencias que sin duda debe
valorarse en las empresas durante 2019 es la implementación de políticas que
impulsen el salario emocional. Se trata de un paquete de beneficios laborales
más allá de la retribución económica que incluye opciones como la flexibilidad
de horarios, home office o teletrabajo, desarrollo de carrera profesional o que
puedan elegir las plataformas o tecnologías que más se adapten a su forma de
trabajar.

Todas estas ventajas están
basadas en brindar a los colaboradores un mejor balance entre la vida
profesional y personal junto con la agilidad y la flexibilidad que requieren.
Cabe mencionar que las generaciones previas como los millennials y los X
empezaron a considerar en los años anteriores la importancia de habilitar
nuevas modalidades de trabajo para su productividad. Según el estudio de Citrix que se presentó en
2017: “El trabajador digital: ¿qué busca y cómo trabaja?,
el 71% de los
trabajadores mexicanos consideró hoy en día “muy importante” la flexibilidad
laboral. Además, el 83% de los empleados del país dijeron que prefieren un
trabajo con horario flexible y que haciendo “home office” serían igual de
productivos o más.

El departamento de TI, clave
para habilitar el salario emocional de forma segura

Las iniciativas como el salario
emocional conllevan la habilitación de espacios de trabajo digitales efectivos
y seguros. La flexibilidad del lugar de trabajo puede ser un verdadero triunfo
tanto para los empleados como para el negocio. Sin embargo, al permitir a las
personas más libertad para elegir cómo, cuándo y dónde trabajan, las empresas
también pueden abrir nuevas brechas en su perfil de seguridad debido al mayor
uso de dispositivos móviles y personales y de redes públicas, así como un
entorno digital más complejo que es más difícil de gestionar por parte del
departamento de TI.

En este punto, las tecnologías
marcan la diferencia. Gracias
a las soluciones de virtualización y colaboración se puede brindar un marco
completo para la colaboración eficaz a distancia, sea cual sea la modalidad en
la que he decidido trabajar el joven profesional (home office, workshifting...)
Todos los datos estarán disponibles para el equipo, asegurando que cada miembro
tenga acceso a las mismas versiones de aplicaciones de software, incluso si sus
oficinas u organizaciones están en un programa de actualización diferente, de
modo que puedan tomar decisiones, comunicarse con los clientes y desarrollar
proyectos, todo de una forma totalmente segura.

Además, también simplifican la seguridad tanto
para los usuarios como para TI, al tiempo que fortalece la protección en todos
los aspectos de uso del espacio de trabajo, desde el acceso y la entrega hasta
el trabajo con aplicaciones y datos. Para TI, este enfoque unificado
proporciona un único punto de control sobre cada tipo de aplicación (móvil,
virtual, SaaS y web), tanto si se entregan desde un centro de datos corporativo
como desde la nube. Los administradores pueden aplicar políticas de acceso
sistemáticas y basadas en contexto en todas las situaciones posibles, y pueden
autenticar y rastrear el acceso de los usuarios a cada recurso que usan,
simplificando todo, desde la gestión de derechos de información (IRM) y la
prevención de pérdida de datos (DLP) hasta la seguridad, el control y la
auditoria.

En conclusión, satisfacer las
necesidades, preferencias y expectativas cambiantes de las nuevas generaciones
de profesionales a través de iniciativas como el salario emocional, constituirá
un tema clave para la competitividad de las organizaciones de hoy y del mañana.
Para atraer el talento necesario, tendrán que proporcionar a las personas la
experiencia laboral que exigen: móvil, flexible y totalmente intuitiva.


[1] Fuente: INEGI

Sin etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *